Estudio de mujer. Giovanni Antonio Boltraffio (1467–1516) o bien Leonardo da Vinci (1452–1519)

Leonardo y Giovanni

Giovanni Antonio Boltraffio (1467–1516) o bien
Leonardo da Vinci (1452–1519) – Estudio de mujer. Entre 1498 y 1502. Lápiz negro, carbón, y tizas de varios colores, lavado con blanco en papel preparado. 54,5 X 40,5 cm. Biblioteca Ambrosiana de Milán, Italia.

En este boceto al igual que con al autor, existe controvérsia, pues no se sabe a ciencia cierta quien es la mujer retratada. Existen dos posibles candidatas:

Probablemente se trate de Isabel de Aragón, también conocida como Isabel de Nápoles. (Princesa de Nápoles, Duquesa de Milán y de Bari, Princesa de Rossano y pretendiente al título de Reina de Jerusalem por la rama napolitana. (1470-1524).

Y probablemente también pueda ser Lucrecia Borgia. (Señora de Pésaro y Gradara, Princesa de Salernao, Duquesa de Ferrara, Bisceglie, Modena y Reggio). (1480 – 1519).

Tambien la autoría es una incertidumbre, pues aunque se afirma que pertenece a Leonardo da Vinci, en la epoca que entró al servicio de Cesar Borgia.  También se baraja la posibilidad que fuera de su discípulo, Giovanni Antonio Boltraffio (1467–1516)

En 1502 Leonardo da Vinci, después de haber trabajado durante varios años para Ludovico Sforza, duque de Milán, entra al servicio de Cesar Borgia como ingeniero militar, para la construcción de las fortalezas papales. Con Ludovico Sforza, Leonardo llevó a cabo funciones similares como consejero de fortificaciones pero además, fue maestro de festejos y banquetes donde pudo llevar a cabo su viejo sueño de comandar una cocina para experimentar con nuevos ingredientes, sabores y recetas.

Conociendo estos antecedentes Cesar Borgia requirió sus servicios, además para los que fuera contratado, teniendo en cuenta el permanente afán de investigación que siempre imperó en la vida de este genio.

La tarea encomendada consistía en elaborar un veneno que no fuera percibido por los probadores de comidas que estaban al servicio de la nobleza y eclesiásticos, acosados por enemigos que pretendían usurparles cargos, tronos o simplemente para vengarse de alguna trastada. Entonces tenemos a Leonardo encargado de fabricar los famosos venenos de la familia y por ende los de Lucrecia, encargándole ella un retrato del cual Leonardo hizo este estudio pero al acabar mal la historia del veneno sin sabor que ya contaré en otra entrada, se deterioró la relación con la familia, dejando de estar a su servicio en 1503, sin haber comenzado el retrato de Lucrecia.

También se baraja la posibilidad que Leonardo hicera este boceto tomando como modelo a Isabel de Aragón, pues se la señala como uno de los posibles modelos de Leonardo para su Mona Lisa pues Leonardo fue el pintor de la corte del Duque de Milán durante 11 años. Alimenta también esta hipótesis la leyenda de que Isabel se casó clandestinamente con Leonardo, naciendo de esta relación dos hijos y tres hijas, pero esto son todo conjeturas.

Luego también existe la posibilidad que la obra fuese realizada por su discípulo Giovanni Antonio Boltraffio (1467–1516).  Pues el parecido del dibujo con las obras de virgenes con el niño que realizaba tomando como modelo la cara de Isabel de Nápoles, es muy grande.

Virgen con el niño de Boltraffio - National Gallery de Londres

Giovanni Antonio Boltraffio (1467–1516) – Virgen con el niño. Entre 1493 y 1499. Óleo sobre panel de madera. 92 X 67cm. National Gallery de Londres.
Aquí vemos el gran parecido entre los dos retratos.

Boltraffio como pintor de la corte del ducado de Milán utiliza el rostro de Isabel de Aragón, duquesa de Milán, para desarrollar la composición facial de la virgen, ya que en aquella época los pintores solo podían representar como santos a personas relevantes; en el caso del ducado de Milán, solo la familia Sforza podía ser retratada como santos.

Atte: Arsenal Le Comte Arts